Cervecería Espumosos Fdo. el Católico

Enhorabuena, has acertado. Has decidido salir de tapeo por las inmediaciones de la Plaza San Francisco. Este importante sector comercial, articulado en torno a la Universidad de Zaragoza, posee dinamismo y vitalidad.

Su bonito recorrido arbolado cuenta desde el 2011 con un nuevo compañero: el servicio de la línea 1 del tranvía de Zaragoza, que discurre a lo largo de todo el paseo. Si llegas a la zona subido en el tranvía, o en el extenso y cómodo carril bici que discurre por el centro de la arteria, pronto encontrarás nuestro Espumosos Fernando El Católico. Lejos quedaron los largos meses de obras, con las dificultades que para el público han supuesto para acceder a este sector, y en la actualidad se trata de uno de los espacios mas hermosos y mejor ubicados de la ciudad.

Muy cerquita de la Plaza San Francisco te espera este agradable y tranquilo espacio donde degustarás nuestra oferta clásica de tapeo y raciones. Nuestro equipo vela a diario por aportar calidad y calidez en el servicio a nuestros clientes.

Apostamos y convivimos con un modelo de comercio “mediterráneo”, ameno y humano, el más adecuado para hacer ciudad en lo económico y en lo social.

Establecimiento Espumosos Fdo. Católico


 

¿Porqué nos diferenciamos?

Ambientazo universitario

Estamos en el epicentro del ambiente universitario de la ciudad. Así que la atmósfera joven, divertida, e inagotable, está garantizada. Después de visitar nuestra barra, tómate un tiempo y deléitate con las arboledas y calles serpenteantes que se despliegan en dirección al Parque José Antonio Labordeta.

Tapeo ecológico

En esta zona no te hará falta circular con el coche. Es divertida y ecológica. Aprovecha las paradas del tranvía y el carril bici, piérdete por las coquetas callejuelas en las que ha florecido un vigoroso sector comercial.

Horario

L-J de 8:00 a 23:00

V-S de 9:00 a 01:00

D de 9:00 a 23:00

Datos de contacto

Espumosos Fernando el Católico

Fdo. Católico 18 – Zaragoza

Ven a disfrutar de nuestros menús

Ante sus escaparates pasan cada día miles de personas que no pueden evitar caer en la deliciosa tentación.