fbpx

Tradición de San Valentín

Tradición de San Valentín

Hoy, 14 de febrero, se celebra el Día de los Enamorados. Las parejas deciden celebrarlo con una escapada, saliendo a comer o a cenar reservando el regalo para el postre, o simplemente acurrucados bajo las mantas viendo su película favorita. Escaparates y calles se decoran con elementos propios de este día: Corazones, colores rosas y rojos, angelitos…, en definitiva, se respira mucho amor en el ambiente. Pero, ¿de dónde viene esta tradición? Como siempre, nos remontamos a la Antigüedad para conocer sus orígenes.

En los antiguos martirologios, tres santos llamados Valentín figuran como muertos el 14 de febrero. Uno de ellos, el menos popular, fue martirizado en la provincia romana de África. Los dos restantes eran sacerdotes, uno en Roma y otro en Terni; ambos fueron enterrados en la Via Flaminia, y algunos investigadores piensan que fueron en realidad la misma persona.

La Leyenda Dorada, una famosa compilación de hagiografías que data del siglo XIII, hace mención de San Valentín como un sacerdote romano que fue ejecutado por profesar la fe cristiana. Según esta historia, la noche anterior a su ejecución, Valentín obró un milagro, restableciéndole la vista a la hija ciega del carcelero.

Existen otras muchas versiones de la leyenda, evidenciando la ambigüedad de la misma. En el afán de legitimar este día como especial para los amantes, se han difundido versiones modernas de la leyenda, en las que este sacerdote había sido condenado por oficiar matrimonios clandestinos pese a la prohibición del Emperador Claudio II.

O, que en vísperas de su martirio, se enamoró de la hija del carcelero, y le envió aquella noche lo que fue la primera ‘tarjeta de San Valentín’.

En la actualidad,

San Valentín se ha convertido en una fiesta oficialmente establecida en el calendario católico en 1969. Es un día para celebrar el amor junto a nuestros seres queridos, y es tradición hacer regalos desde tarjetas, flores o bombones para los más clásicos, a escapadas de fin de semana, actividades deportivas o rutas de diversa índole para los más aventureros.

Espumosos quiere ser testigo de todas estas muestras de amor, de las miradas inocentes, las sonrisas reales, las visitas inesperadas o los abrazos reconfortantes. Por eso, os propone una oferta muy suculenta para este día en el que compartir con esa persona especial.
Y recuerda, si deja que te comas la última gamba con huevo o el último bocado de ensaladilla, es la persona indicada.

, , , , , , ,

No hay comentarios.

Deja un comentario


8 × nueve =